Una mañana en un torneo diferente: La Copa Federación

Copa Federación

Javier Andrés Plaza / Puzol

La XI edición de la Copa Federación arrancó este fin de semana con la primera jornada del torneo que se disputa en las instalaciones de El Planter (Puzol, Valencia). Tras dos años de ausencia debido a la pandemia ocasionada por el COVID-19, el balón volvía a rodar en El Planter para la ilusión de miles de niños y padres que acuden al torneo. Más que un simple campeonato de fútbol es una experiencia y un recuerdo imborrable que les durara toda la vida.

Equipos de toda la Comunidad Valenciana reunidos en una misma instalación deportiva. Partidos de 25 minutos que se disputan en diferentes campos a la vez, lo que lo hace más dinámico. En una mañana se disputa la fase de grupos, por lo que a partir de mediodía se van retirando equipos. Entre partido y partido, los jugadores se juntan entre ellos y con sus familiares para descansar y esperar a que sea la hora del próximo partido. Mientras, los niños observan los partidos que se están disputando y aprovechan para pegarse un buen almuerzo.

Lo que se vive en ese día es algo especial. El parking repleto de coches, motos, caravanas, etc. Los padres cargan los maleteros de comida y bebida y se juntan con los demás padres para hacer piña y hacer del fútbol una fiesta. Todo es bonito hasta que rueda el balón. Partidos muy cortos e intensos donde cualquier fallo puede ser decisivo en el partido. Se vive mucha tensión dentro, pero, sobre todo, fuera del campo.

Los padres también juegan su partido. Muchos de ellos buscan en sus hijos lo que ellos no pudieron conseguir. Esperan que sus hijos hagan el torneo de su vida para ver si los puede captar algún equipo. Otros, simplemente ven a sus hijos disfrutar de lo que más les gusta.

Como es el caso de un jugador del Alevín D del Villarreal. «Mi hijo el año pasado tuvo un problema en el fémur y para él volver a jugar al fútbol es un premio. Está disfrutando mucho», comentó su padre mientras observaba el partido de su hijo. Seguro que su entrenador Jordi estará contento con él. El club groguet ganó sus tres partidos de fase de grupos y accedió a la fase final. «Es un torneo que dura todo el día y es bonito jugar y aprender. Están participando todos y están muy a gusto», dijo el entrenador del Villarreal.

Este torneo es muy especial para los niños. Lo es incluso más para aquellos clubs menores que ven en este torneo una oportunidad para enfrentarse a un club del calibre del Valencia, del Levante o el Villarreal. «Siempre es bonito enfrentarte a equipos que de normal no lo haces», comentó Ian Molina, entrenador del Alevín C del Roda. Para muchos, este año es su primera participación en el torneo, como es el caso de Álex, jugador del Alevín D del Villarreal. «Es la primera vez que vengo y me gusta mucho porque juego contra muchos equipos y me he encontrado amigos»declaró el jugador del Villarreal a Valencia Base.

También hay gente que no es la primera vez que acude a este torneo, pero lo que no cambia es su ilusión. «No es la primera vez que venimos y la verdad es que muy contento», aseguró el padre de un jugador del Promesas de Castellón. Al final, los protagonistas tienen que ser los niños.

El objetivo es disfrutar del deporte y del ambiente de un torneo tan prestigioso como el de Copa Federación. «Nos vamos para casa, pero lo importante es que los niños se lo han pasado bien», declaró el entrenador del Roda. Al igual que Ian, muchos entrenadores se mostraron agradecidos por la organización del torneo y por la oportunidad de poder disfrutarlo.

El fin de semana siguiente continúa el torneo con otra jornada repleta de partidos de categoría Alevín. La Copa Federación no descansa para alegría de muchos niños que buscarán vivir un día inolvidable.

Dejar respuesta

Por favor introduce tus comentarios
Por favor, introduce tu nombre aqui