Quince días más hacia la nueva nueva normalidad

Camp de La Canaleta

El pasado jueves la Generalitat en boca de su President, Ximo Puig, dio a conocer que se prorrogaban dos semanas más las medidas restrictivas para conseguir parar la tercera ola de la Covid19.

En un principio, al escuchar las palabras del President sentí un poco de decepción, son quince días más de restricciones, sin poder hacer una vida normal. Sin poder socializar con amigos y seres queridos, sin poder salir de nuestros municipio, sin hacer «vida normal». Por lo que respecta al deporte, los más de 100.000 personas que practican el deporte de fútbol como aficionados o en categorías inferiores siguen sin poder entrenar con los compañeros de equipo.

Personalmente, no entiendo la distinción que se hace con el deporte, porque es posible ir a una academia de idiomas, de música, y no es posible hacer deporte en una instalación al aire libre con todos los protocolos de seguridad. No le he encontrado explicación, que si grupos burbuja, que si los traslados, nadie de la administración autonómica lo ha explicado o al menos yo no lo he oído. Y en las ruedas de prensa y para los medios de comunicación generalistas parece que es un tema que no interesa.

De momento ningún dato ha evidenciado que durante la práctica del deporte se produzcan más contagios. Es más en las pocas estadísticas que se han dado a conocer, siempre los eventos deportivos han tenido una incidencia significativa.

Llevamos con las competiciones paradas mes y medio, sin entrenamiento casi un mes, y aunque las medidas no son entendibles, en cuanto al deporte, es cierto que el conjunto de las restricciones están siendo en esta ocasión efectivas.

Es cierto también como evidencian los datos, que las medidas tomadas antes de Navidad no fueron efectivas, se equivocaron los responsables de tomar las decisiones ante esas fechas tan señaladas, mucha lucecita, ya estaban llegando las vacunas…. Pero solo hay que ver los datos de contagios y muertos después de Navidad para ver el desastre a que nos han llevado tales medidas. Lo sabemos por el Diari Oficial: El 45% de los muertos por Covid-19 en la Comunitat Valenciana desde el inicio de la pandemia ha tenido lugar este año.

Pero también las recomendaciones de las autoridades eran claras, nada de contacto social, y en eso la sociedad en general, visto los resultados, también fallamos. Posiblemente la mayoría lo hizo bien, restringieron sus contactos, «menos un día que cené con mi hermana«, o «que fui a comer con mis padres«, «solo he quedado un día con mis amigos«, habremos oído estos casos después de Navidad.

Es duro seguir con restricciones 15 días más, económicamente muchos sectores lo están pasando mal, muy mal, «pero como sociedad no nos podemos permitir que un avión se hostie en Manises cada día, 100 muertos cada día, no es posible».

No queda otra que aguantar 15 días más, los datos en cuanto a contagios están mejorando día a día, hemos pasado de 1459 contagios por 100.000 habitantes el pasado 27 de enero a 690 de antes de ayer 12 de febrero. Cuanto mejor salgamos de esta tercera ola, más normal será la «nueva nueva normalidad».

Por tanto, creo que por mantener las medidas 15 días es lo mejor para el conjunto de la sociedad, levantar las restricciones nos haría retroceder lo andado durante este último mes o que la disminución de casos fuese más lenta.

Dicho esto y visto la experiencia de estos últimos meses, tampoco esperemos nada positivo de nuestros gobernantes hacia el deporte, ya que desde septiembre todo han sido pegas y restricciones por parte de la Conselleria de Sanitat, no puede empezar el fútbol 8, sin público, ahora puede entrar público, otra vez prohibimos a los niños de fútbol 8, sin que el responsable de la Conselleria d’Educació, Cultura i Esport se le haya visto un apoyo firme hacia deportistas y clubs.

Bueno nos tendremos que conformar con que los rusos puedan venir a hacer deporte a Orihuela, con el Director General de Turisme haciéndose la foto con el CSKA, o que el Ministerio de Sanidad permita disputar en Vila-Real el partido Molde – Hoffenheim de la Europa League que no se puede jugar en Noruega por que lo prohíben sus autoridades, pero aquí si porque somos así de acogedores y nos gusta mucho el deporte.

Esperaremos como ciudadanos responsables que llegue el 1 de marzo, último plazo de la Federación para poder concluir las ligas conforme estaban previstas, y ojalá podamos entrenar y competir. Ahora bien, esperemos haber aprendido la lección y tanto clubs, Federación y administraciones estén todos un poco mejor coordinados. De esto hablaremos otro día.

Dejar respuesta

Por favor introduce tus comentarios
Por favor, introduce tu nombre aqui