Prohibido el móvil en colegios e institutos de la Comunitat

Móviles

Los dispositivos móviles en las aulas de la Comunitat Valenciana no podrán utilizarse como norma general y su uso quedará limitado a dos excepciones: las actividades didácticas bajo la supervisión del personal docente y razones individuales específicas de salud u otras debidamente justificadas que deberá autorizar la dirección del centro.

Así lo ha explicado el conseller de Educación, José Antonio Rovira, quien ha dado a conocer la resolución elaborada por la Conselleria de Educación, Universidades y Empleo sobre la regulación del uso de dispositivos móviles en centros educativos no universitarios, sostenidos con fondos públicos de la Comunitat Valenciana.

Rovira ha explicado el contenido de la resolución en una comparecencia en la que también se han trasladado los principales resultados relacionados con la evaluación de contexto del sistema educativo, en la que han participado 1.765 centros públicos, concertados y privados de la Comunitat Valenciana y se han obtenido cerca de 170.000 respuestas.

La resolución tiene por objeto regular el uso de dispositivos móviles en los centros educativos durante la jornada escolar (horario lectivo, tiempo de recreo y periodos dedicados al desarrollo de actividades complementarias y extraescolares), respetando su autonomía y las normas de igualdad y convivencia establecidas en la organización y funcionamiento del centro educativo.

La norma general será que la utilización de los móviles quede limitada a actividades didácticas en las que se requiera su uso y que deberán estar contempladas en el proyecto educativo de centro y en la programación de aula correspondiente. La resolución, que será publicada mañana en el DOGV, se aplicará desde el próximo lunes.

Ante posibles incumplimientos será cada centro quien establezca, dentro de sus normas de organización y funcionamiento, el procedimiento de retirada, custodia temporal y devolución de los dispositivos. La resolución subraya que antes de su retirada, el personal docente “debe asegurarse de que el alumno lo apague como garantía de confidencialidad”. Mantener operativos dichos dispositivos se entenderá como uso.

El conseller ha señalado que la resolución “refuerza el papel de los docentes y su autoridad en las aulas”, y ha manifestado que la toma de decisiones debe estar basada en los principios de necesidad, proporcionalidad y eficiencia.

El ámbito de aplicación de esta resolución son los centros educativos de enseñanzas no universitarias sostenidos con fondos públicos de la Comunitat Valenciana. A su vez, los centros educativos privados de enseñanzas no universitarias podrán acogerse a lo regulado en esta resolución.

Rovira ha señalado la importancia de promover una educación digital responsable entre los niños y jóvenes y, en este sentido, ha manifestado que “ello implica establecer restricciones de tiempo, finalidad y lugar de uso, tanto dentro como fuera de los entornos educativos, y esta responsabilidad recae en todos los miembros de la comunidad educativa”.

Así, desde la Conselleria se impulsarán medidades de sensibilización, formación y evaluación dirigidas a toda la comunidad educativa sobre el uso responsable y seguro de dispositivos móviles y los riegos de Internet y redes sociales. La Inspección de Educación velará por el cumplimiento de estas instrucciones y asesorará e informará sobre ellas a los distintos sectores de la comunidad educativa.

La resolución ha sido presentada coincidiendo con la celebración del Día Mundial contra el acoso escolar.En los últimos años se ha detectado un uso indiscriminado de la tecnología que, sin supervisión de un adulto, puede desarrollar ciertos comportamientos repetitivos y disruptivos en el ámbito educativo y social, provocando dificultades en el proceso de aprendizaje y en la gestión de la convivencia en los centros educativos”, ha señalado la directora general de Innovación e Inclusión Educativa, Xaro Escrig.

Escrig ha subrayado que según los datos recogidos en el registro Itaca Previ hay una mayor proporción de casos de ciberacoso detectado por los equipos directivos de los centros. Además, desde 2019 se han duplicado las notificaciones por uso inapropiado del móvil (145 a 270) y los casos de ciberacoso han aumentado en casi el 50 %.

La directora general ha explicado que según un estudio sobre la convivencia escolar en centros de Educación Primaria, dirigido por Juan Carlos Torrego Seijo (U. d’Alcalà, MEC y Observatorio Estatal de la Convivencia Escolar), el 9,5 % del alumnado declara sentirse acosado o ciberacosado.

Por su parte, los datos del Estudio de acoso escolar realizado por la Universidad Complutense de Madrid en colaboración con las consejerías de 15 comunidades autónomas, entre las que se encuentra la Comunitat Valenciana, con la Fundación Cola-Cao, el 10,3 % del alumnado entre 5º de Primaria y 4º ESO reconoce haber sufrido alguna situación de ciberacoso 2 o 3 veces al mes o con más frecuencia y un 55,1% de las víctimas no lo cuenta “al pensar que no va a servir de nada”.

Es importante hacer una labor pedagógica continuada e insistente para enseñar al alumnado que los docentes, los equipos directivos y toda la comunidad educativa están para escuchar, aconsejar, atender y proteger”, ha indicado Escrig. “Los alumnos deben percibir que se sienten acompañados y siempre van a obtener respuesta cuando denuncian una situación de acoso”, ha añadido.

Xaro Escrig ha informado que este jueves se ha enviado a los centros educativos una carta y una infografía con materiales que está trabajando la Conselleria de Educación para facilitarles la respuesta que deben dar cuando se encuentran ante casos de acoso escolar.

La evaluación de contexto es una prueba que se realiza para conocer el contexto académico, social, familiar y cultural del alumnado de la Comunitat Valenciana. La encuesta se realizó entre final de 2023 y principios de 2024 entre alumnado de 3º y 6º de Primaria, 4º ESO, 2º Bachillerato y 2º de FP Básica como novedad en este curso. 

Uno de los apartados más destacables de esta evaluación es el que recoge los resultados del uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) y el uso de dispositivos móviles.

Así, entre las conclusiones del informe llama la atención el uso de más de tres horas al día de los móviles por parte del alumnado en uso lúdico. En 3º de Primaria el 8 % afirma pasar más de tres horas al día usando dispositivos, en 6º de primaria un 18 %, en 4º de ESO un 23 %, en 2º de FP Básica un 35 % y en 2º de Bachillerato un 18 %. Además de esas tres horas, los alumnos que hacen un uso moderado (entre una y tres horas al día), excepto en 3º de primaria todos superan las dos horas al día.

Al respecto, Bartolomé Pérez Gálvez, coordinador de la oficina de salud mental de la Comunitat Valenciana, ha señalado que los análisis de contexto son fundamentales para poder evaluar, analizar y poner medidas en práctica. “Los datos son alarmantes y preocupantes. Cuando se creó el plan autonómico decidimos volcarnos absolutamente en la educación, que es el primer eslabón para prevenir y promover un estilo de vida saludable”.

Hay una serie de acciones inmediatas -ha añadido Bartolomé Pérez- como es el plan de promoción de bienestar emocional y prevención de las adicciones”. “Vamos a crear las unidades de detección precoz, que venimos trabajando estrechamente con la Conselleria de Educación, que permitan orientar al profesorado y evitar el exceso de burocracia que a veces hay para dar respuesta inmediata ante problemas en las aulas”.

Además, el coordinador de la oficina de salud mental ha indicado que entre los meses de junio y julio «va a comenzar la formación de profesorado en el uso de nuevas tecnologías y en la consecuencia final del bullying, que en numerosas ocasiones es el suicidio. El profesorado necesita esa formación y apoyo para dar respuesta a estos temas”.