No todo es jugar a fútbol, hay que cuidar las instalaciones

Ha trascendido en la prensa nacional, el malestar del alcalde de Alberic por el pésimo estado de los vestuarios tras los partidos celebrados estos últimos días con la presencia de 12 clubs de la Comunitat Valenciana, en el play-off de ascenso a Tercera División que organizó la Federació en el Campo Municipal de Alberic.

El alcalde ha mostrado en imágenes como han quedado las instalaciones en algunos casos después de ciertos partidos, lamentándose por el estado de los mismos tras algunos partidos, comparándolos con un campo de batalla.

«Ni mucho menos el comportamiento de todos los conjuntos resultó ejemplar. Y se observó sobre todo por la magnífica educación mostrada por el filial del Castellón, un equipo que cayó en los penaltis pero que pese a eso dejó las instalaciones, a su salida, impolutas, casi mejor que las recibió. Todos los desechos en las bolsas de basura, perfectamente atadas y recogidas en un rincón. Los vestuarios limpios como una patena. Nada roto. Todo en orden. Un ejemplo», señala literamente Toño Carratalá, alcalde de Alberic.

Academy380

Tras ello, criticó abiertamente y sin nombrar a aquellos que no siguieron el ejemplo del filial orellut: «Ni muchos menos fue el comportamiento de otros conjuntos, varios de los cuales (y no diré nombres por ser elegante) pasaron por las instalaciones que Alberic cedió gratuitamente como quien pasa por un campo de batalla, permitiéndose el lujo de poder ensuciar y destrozar todo aquello que desearon».

El Alcalde, lamenta este tipo de comportamientos y añade un comentario sobre el modo de actuar de los jóvenes deportistas y su modo de actuar: «Por ahí no pasamos. Es una vergüenza. Los futbolistas gozan a menudo de privilegios que no tienen otros deportistas. Están a menudo demasiado crecidos, poseedores de una fama que es, además de irreal, impropia en categoría regional, en Tercera, en Segunda B e incluso en la Segunda División. Hace falta mucha humildad entre los futbolistas».

Bien estaría desde las escuelas se transmitiesen estos valores de respeto hacia las instalaciones propias, o incluso más, si no son propias, para tener unas instalaciones lo más dignas posibles. Aunque en este caso los más jóvenes dieron ejemplo a los equipos con jugadores más veteranos.

Puedes leer la noticia del diario As.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tus comentarios
Por favor, introduce tu nombre aqui