Los nuevos retos del Valencia CF de cara a la temporada 24/25

La temporada ya ha terminado y la liga comienza a adentrarse en el verano. Ahora es la época en la que los clubes tienen que prepararse para la próxima temporada, reforzando sus filas y ultimando los fichajes con los que construir las plantillas con las que competir al más alto nivel. El Valencia CF se enfrenta a una nueva temporada complicada tras un 2023/2024 en el que ha estado presente, pero ha dejado claro que necesita una inyección de fuerza.

El club valenciano ha terminado la temporada en novena posición, con 49 puntos conseguidos con 13 victorias, 10 empates y 15 derrotas. Un balance ligeramente negativo que ha hecho que no esté entre los favoritos de las apuestas deportivas de fútbol para la temporada 2024/2025, sobre todo por los retos a los que se enfrenta. ¿Y cuáles son esos desafíos que tiene el equipo para la próxima temporada de la primera división? Vamos a verlos.

Hay muchos puntos clave que tiene que enfrentar, pero sin duda estos son los más importantes desafíos del Valencia CF para la temporada 2024/2025:

El Valencia apunta a la Champions, pero para eso necesita abandonar la inestabilidad que ha mostrado a nivel de rendimiento en la última temporada. Para ello, debe reforzar el talento de su joven cantera y también apostar por una buena oleada de fichajes. Aunque ya tiene una estrategia clara para fichar, va a necesitar analizar a fondo sus principales flaquezas si quiere mejorar su rendimiento, y más con unos rivales que van a hacer bien sus deberes durante estos meses.

Rubén Baraja tiene claro que va a conseguir un equipo competitivo para el arranque de la liga este año, de hecho ha depositado su confianza en nombres como Hugo Duro y Diego López, aunque el final de temporada ha dejado en el aire la solidez de Peter Federico, Fran Pérez y Sergi Canós.

Por supuesto, una de las claves para poder ser competitivos en la próxima temporada es traer sangre nueva a la plantilla. Aunque hay mucho talento en la cantera valenciana, como bien demostró el fichaje de Luis Paulo Quevedo por el Real Madrid, hay que mirar también al extranjero para dar fuerza a la delantera del equipo, una de sus grandes flaquezas. Ya han renovado a su guardameta, pero quieren terminar de cerrar sus fichajes pronto, y adelantan sorpresas que van a pillar desprevenidos a los seguidores del club.

Este va a ser uno de los grandes retos del club, con 4 jugadores más cerrados y alguno que otro adicional que completaría la plantilla. Ahora queda que el conjunto técnico sepa organizar a los nuevos y que todo fluya sobre el césped.

Aunque encararon la temporada que ha cerrado recientemente con unas buenas cuentas, el Valencia CF va a tener que apretarse el cinturón. Uno de sus fichajes más perseguidos es el de Rafa Mir, pero el sueldo del futbolista es lo que más descuadra las cuentas del equipo, que lo consideran demasiado alto, aunque este se ha planteado aceptar una oferta más baja para dejar Sevilla si fuera necesario.

Mir es uno de los jugadores mejor pagados del Sevilla FC, y eso ha complicado las cosas al Valencia. La directiva sigue en negociaciones con el futbolista y no está claro qué sucederá, ya que puede suponer un fuerte golpe para las arcas.

Por supuesto, si hay algo que tiene que intentar recuperar el Valencia FC para la temporada 2024/2025 es la pasión de sus seguidores. Aunque los hinchas más fieles siguen al pie del cañón, el club necesita atraer más miradas para conseguir generar más ingresos y poder permitirse mejores fichajes. Eso es algo que se consigue no solo con buenos resultados sobre el césped, sino también promoviendo iniciativas fuera de este. Y, desde luego, situaciones como la del Nou Mestalla no ayudan.

Nuevas estrategias de contenidos en redes sociales, nuevas promociones para llevar a los seguidores a ver sus encuentros… Deben reinventarse en ese frente para volver a sentir el calón de una afición mucho más grande, porque no hay nada que motive más a un conjunto que ver a los suyos dándolo todo en las gradas para transmitirles energía.

Ningún equipo lo tiene fácil cuando no está en la cresta de la ola, pero eso no va a hacer que el Valencia se amilane frente a sus retos. Tiene desafíos por delante y mucho por reconstruir para poder consolidarse, pero el potencial está ahí, el conjunto tiene ganas, el cuerpo técnico también y la directiva confía plenamente en su entrenador. Los jugadores están cargando las pilas y el mercado de fichajes va a ser intenso, pero todo apunta a que los valencianos van a pegar con todas sus fuerzas en la próxima temporada.

Tocará esperar para ver los resultados, pero desde luego la situación invita al optimismo.